16 de marzo de 2011

¿Soy el único fumador empedernido en este marco incomparable?


Yo no fumo, pero era una manera de llamar vuestra atención sobre el tema de las colocaciones, como fumador empedernido o marco incomparable J. Mi "desasosiego" necesita ser calmado y, por eso, os pregunto: ¿Soy el único que utiliza Google (y no me refiero al traductor) para comprobar ortografía, colocaciones y traducciones? Me explico: últimamente, siempre que redacto algún texto, sea en el idioma que sea, y tengo una duda de ortografía sencilla, a veces voy al diccionario online de turno, y a veces opto por poner la palabra en el Google y ver si la frecuencia de uso me da la respuesta correcta. Pero en los casos en los que los diccionarios online a veces se quedan cortos - traducción de expresiones o colocaciones - me encuentro recurriendo sistemáticamente al buscador para saber si realmente esa combinación de palabras concreta se da en dicho idioma y por pereza o desconocimiento yo no he hecho una traducción literal.

De ahí la pregunta que os hago en el primer párrafo. Aprovechando las bondades de la globalidad 2.0 me gustaría hacer una pequeña encuesta informal entre vosotros para ver hasta qué punto esta herramienta es útil, además de para nuestra vida personal, para nuestras actividades de ELE u otros idiomas. Pongamos el tema de las colocaciones: así como los profesionales de ESL ya nos han dado 80 vueltas teóricas y prácticas, un servidor sigue echando en falta más plasmación práctica en forma de ejercicios. Existen ya aportaciones teóricas en el campo ELE muy interesantes, y también diccionarios de reciente aparición (Ignacio Seco, Peter Magg, Margarita Alonso), pero mientras estos no se puedan consultar online y no los tengamos a mano, ¿por qué no crear ejercicios para nuestros alumnos en los que tengan que traducir expresiones o combinar palabras, para después introducirlas en Goggle y ver si son una combinatoria concreta de nuestro uso idiomático?

Me refiero a discutir acaloradamente, ser profundamente religioso, dolor punzante, marco incomparable: palabras cuyo uso conjunto se ha ido consolidando poco a poco, lugares comunes que pertenecen a nuestra historia idiomática y que, a fin de cuentas, vienen a ser lo que diferencia hablar con propiedad de no hacerlo. Se pueden confeccionar desde multiple choice (échale un vistazo a esto y opina) hasta confeccionar textos, una carta, por ejemplo, con algunas colocaciones consolidadas y otras no, para que el alumno desarrollara la intuición de encontrarlas y comprobarlas mediante Google.

3 comentarios:

  1. Una propuesta interesante... Yo me he descubierto haciéndolo desde que entré en Master: empecé con un trabajo para la asignatura de adquisición; quería comprobar si en inglés es más frecuente decir 'continue to do' o 'continue doing'. Me llevé una sorpresa y desde entonces recurro a San Google en cuanto me fallan los diccionarios. No se me había ocurrido aplicarlo a la clase de E/LE, pero suena bien.

    ResponderEliminar
  2. Yo como traductora lo he hecho muchas veces pero hace falta formar mínimamente a los alumnos para que exploten al máximo las oportunidades de búsqueda avanzada. Para filtrar la fiabiliad y eliminar variables... ¿por qué no buscar en un corpus?

    ResponderEliminar
  3. Yo, como Sara, soy traductora. Y si bien está bien usar google como un mega-corpus, también tenemos que tener en cuenta que nadie corrige lo que se escribe por internet y hay que ir con cuidadito...
    Aún así, cuántos más recursos utilicemos, mejor.

    ResponderEliminar