26 de marzo de 2013

Web 2.0 VS Tareas 2.0




 La web 2.0 es una evolución de la web que está orientado a la interacción real. En la actualidad, los alumnos adolescentes y jóvenes la usan a diario. Es una herramienta de colaborar, cooperar y compartir conocimientos e informaciones entre los usuarios. En este sentido, la web está enfocado en el usuario final, ¨por casualidad¨, la enseñanza de lenguas extranjeras están centrada en el alumno también. Por ello, en una clase de ELE, podemos aplicar perfectamente el web 2.0 a la enseñanza de español. Unas posibles tareas 2.0 podrían ser escribir una entrada en la Wikipedia, abrir un canal en Youtube, Compartir un álbum de fotos, crear un Blog de clase o grabar una serie de Podcast, etc. En web 2.0 los usuarios tienen la posibilidad de leer la información pero también de participar en ella, y los contenidos creados se compartirán con otros usuarios con tal de crear un aprendizaje cooperativo, el usuario en esta vez se convierte en distribuidor, consumidor y generador de información al mismo tiempo (¨prosumidores¨: productor y consumidor).

 Según el Plan Curricular del Instituto Cervantes, el alumno debe considerarse como agente social, que ha de conocer los elementos que constituye el sistema de la lengua y ser capaz de desenvolverse en las situaciones habituales de comunicación que se dan en la interacción social; en segundo lugar, el alumno como aprendiente autónomo debe tener autonomía suficiente para continuar avanzando en su conocimiento del español más allá del propio currículo en un proceso que pueda prolongarse a lo largo de toda la vida. Precisamente con las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y ALAO (Aprendizaje de Lenguas Asistido por Ordenador), se puede logar estos objetivos. El alumno en las tareas 2.0 podrá asumir más responsabilidad en su aprendizaje, planificar su propio proceso y autoevaluarse y a su vez es el encargado de crear un contenido en colaboración con otros y con un entorno social determinado.
  En cuanto al papel del profesor en estas tareas 2.0, en palabras de Conejo y Herrera (2009) con el objetivo de favorecer un aprendizaje más constructivo y autónomo es necesario que el profesor pase a un segundo plano y permita que los alumnos participen de forma más activa en la construcción de su propio conocimiento. Dicho en otros términos, los profesores deberían dejar que fueran los propios alumnos los encargados de crear sus propias tareas 2.0 y que el profesor fuera simplemente un apoyo en casa de necesidad. Es mejor que permita que los alumnos participen en el diseño o selección de las tareas, además también debería ser posible que el alumno opinara sobre qué hacer y cómo hacerlo.


  Una tarea debe ser bidireccional, porque es la más adecuada para estimular un uso interactivo de la lengua. Una tarea bidireccional es aquella en la que cada participante debe llevar a cabo una tarea o resolver un problema cuya solución sólo puede encontrarse si comparten la información. La tarea 2.0 es una tarea de tipo bidireccional, porque da la posibilidad de generar o publicar contenido y está compartida con otros usuarios de la web. La web 2.0 rompe las barreras del aula. Las tareas que consideraban típicas antes ya no funcionan o carecen del sentido en la actualidad, tal como escribir una carta al ayuntamiento. Sería más útil enseñar a los alumnos a escribir un Twitter o crear su propio página web, etc.
  Sin embargo, con arreglo a una investigación realizada por AICLU´05, el 44% de los profesores no pueden aprovechar los recursos que ofrece Internet para la enseñanza de ELE porque el centro donde trabajan ellos no cuenta con instalaciones informáticas suficientes. Entonces, la mayoría de los profesores utiliza el web como una herramienta auxiliar, y no se lo convierte en el eje de la enseñanza. También existen muchos profesores que abren un blog de la clase y siguen haciendo los ejercicios de ¨Hot Potatoes¨, los de ¨Drill and Practice¨,etc. Una tarea 2.0 no significa una tarea más ordenador, sino consiste en la interacción real, el compartimiento de información y conocimiento. Se centra no sólo en el producto final sino también en el proceso. Los alumnos trabajan juntos dentro y fuera del aula para conseguir un objetivo común y están inmersos en la lengua meta. 

Referencias Bibliográficas:
Conejo, E. y Herrera, F (2009). Tareas 2.0: la dimensión digital en el aula de ELE. MarcoELE 2009
Martín Peris, E (2009). Nuevas perspectivas sobre la comprensión auditiva en el aula de ELE. Mosaico24, diciembre de 2009
Nunan, D (1996). El diseño de tareas para la clase comunicativa. Madrid: Cambridge University Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario