12 de marzo de 2013

¡Glogster!

Hace dos años fui profesora de un grupo de adolescentes en un entorno educativo bilingüe en fase experimental. El español, pues, era empleado como lengua vehicular en algunas asignaturas del currículo, como la de Literatura.

En la medida de lo que me era permitido, iba continuamente ajustando las sesiones y las actividades según un programa prefijado, pero intentando plantear la clase de la forma menos estática posible.

Para concluir el tema de la mitología y aprovechar los conocimientos así como los distintos orígenes del grupo, propuse como tarea final la creación de un póster sobre mitos que quedara colgado en clase.
Dicho póster era compuesto por carteles creados por grupos de tres, cada uno con el análisis de un mito, tanto como género textual como con las características específicas del mismo.

La idea me pareció buena y la tarea muy motivadora, especialmente porque iban a crear un producto fisico en grupos, pero no había tenido en cuenta que, a esa edad, los chicos ya no dibujan con tanta pasión como los de primaria, sino que prefieren utilizar la creatividad de otra forma.

El glogster me parece una forma perfecta para conjugar la idea de póster pero con la tecnología que suele gustar y motivar mucho más a los estudiantes adolescentes.

Me parece una forma útil de hacerles practicar la multiliteracidad a la que están acostumbrados en su vida diaria, pero en un contexto académico-educativo.

Con sorpresa, he encontrado en la red un glogster que corresponde exactamente al póster que propuse; si volviera a dar clase a adolescentes, estoy segura de que utilizaré los glogster para que, además, puedan quedar disponibles en la red para los que los necesiten y/o quieran inspirarse.

1 comentario:

  1. Me parece una herramienta muy original y creativa que puede motivar tanto a profesores como alumnos en un aula de E/LE.¡Lo tendré en cuenta!

    ResponderEliminar