3 de marzo de 2013

Anatomía de las TIC


Anatomía de Grey es una serie de televisión norteamericana que se centra en contar los devaneos amorosos de los médicos del hospital Seattle Grace. Uno de los protagonistas es el Dr. Shepherd quien, sin lugar a dudas, es el mejor neurocirujano de los EEUU. Para mí, la enseñanza de lenguas extranjeras guarda una estrecha relación con la neurocirugía.
http://www.seriestvblog.com/post/3310/anatomia-de-grey-s06e07-give-peace-a-chance-review

La neurocirugía es una de las especialidades más complejas. Además de haber estudiado e investigado durante años, los neurocirujanos deben tener los nervios bajo control y, al mismo tiempo, conocer a la perfección todos las partes del cuerpo que permiten que nuestro sistema nervioso funcione correctamente. Al igual que el Dr. Shepherd, los neurocirujanos que se dedican a operar emplean en el quirófano las nuevas tecnologías a su disposición que puedan reducir los riesgos de las operaciones.

¿Os pondríais en manos de un neurocirujano que no fuera un experto en los últimos avances tecnológicos disponibles para realizar operaciones? ¿Podría un tecnófobo ser un buen neurocirujano? Si en lugar de un neurocirujano hablamos de un profesor de lenguas extranjeras ¿vuestra respuesta sería la misma o cambiarías de opinión?

Un profesor de lenguas extranjeras no se puede permitir el lujo de ser un tecnófobo si lo que realmente quiere es motivar a sus alumnos. Como bien dice April Chamberlain: “Education is evolving due to the impact of the Internet. We cannot teach our students in the same manner in which we were taught. Change is necessary to engage students not in the curriculum we are responsible for teaching, but in school. Period.”

Se supone que como docentes debemos adaptarnos a las necesidades de nuestros alumnos y ser mediadores en sus procesos de aprendizaje. Si nuestros alumnos en el día a día se comunican vía telefónica, facebook, twitter, skype, etc. ¿Es posible que una clase de lenguas sea efectiva sin permitirles a nuestros alumnos usar las herramientas con las que habitualmente se comunican? ¿Os parece justo?

La única manera de superar una fobia es enfrentándonos a lo que nos aterroriza. El miedo a volar se puede superar viajando con frecuencia en avión. De igual manera un profesor de lenguas puede superar el miedo a "las tecnologías." Como docentes tenemos que superar los obstáculos que nos impidan ayudar a nuestros alumnos y, a día de hoy, el miedo a usar las TIC en el aula es un gran obstáculo que debemos superar.

Me gustaría terminar citando a David Warlick:  “We need technology in every classroom and in every student and teacher´s hand, because it is the pen and paper of our time and it is the lens through which we experience much of our world.”

Por desgracia, en muchos casos disponemos de la tecnología necesaria en las aulas pero por culpa de la falta de formación y de interés por parte de los docentes, los estudiantes no pueden disfrutar de un mayor abanico de posibilidades a la hora de comunicarse y de realizar actividades y tareas tanto dentro como fuera del aula. 

2 comentarios:

  1. Como los neorocirujanos debemos experimentar con cuidado sabiendo cuáles son los nervios precisos que ayudan a nuestros alumnos a comunicarse mejor en el siglo XXI.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el símil con la neurocirugía, porque creo que le hace justicia a la precisión que requiere nuestro trabajo y a cuán importante es.

    ResponderEliminar