Lápiz digital o tiza: la pizarra digital interactiva en el aula de ELE

De acuerdo con la visión de Bax (2002) sobre el ALAO integrado, la pizarra digital interactiva nos ofrece la posibilidad de no enseñar las TIC per se, sino enseñar usando las TIC en el aula.

Sobre el concepto pizarra digital interactiva, la palabra clave que considero importante destacar es “interactiva”. Y es lo que diferencia esta pizarra de una proyección audiovisual en la clase de idiomas. El concepto “interactiva” se refiere tanto a la interacción en clase (entre los alumnos y entre los alumnos y el profesor), como a la interactividad (entre las personas y la pizarra). Por lo tanto, el contenido que se proyecta, a pesar de que es audiovisual, debe ser interactivo.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, a continuación, podemos ver cómo funciona la pizarra interactiva:



En mi opinión, hay dos aspectos cruciales que se tienen que tomar en cuenta para aprovechar los beneficios que ofrece la instalación de la pizarra interactiva en el aula. Primero, hay que disponer de una pizarra digital interactiva. Es verdad que muchos centros educativos, sobre todo los públicos, no disponen de recursos suficientes para permitirse este “lujo” o son escépticos en ese tema. Segundo, y quizás más importante, es la capacidad del centro para poner en uso la pizarra con la que ya dispone, es decir, la capacidad de los profesores y de los alumnos para hacer uso del componente interactivo de la pizarra, no solo el audiovisual.

En cuanto a los beneficios del empleo de la pizarra digital interactiva en el aula de ELE, podríamos referirnos a ambos protagonistas en el proceso de enseñanza/aprendizaje, es decir, el profesor y el alumno. En primer lugar, se presenta un nivel de motivación bastante alto por parte de los alumnos, con lo cual se aumentan las oportunidades de participación e interacción en clase, y las clases resultan más dinámicas. Segundo, mediante el uso del vídeo, audio, aplicaciones y varias herramientas TIC se facilita la comprensión del contenido por parte de los alumnos. Tercero y muy importante, el uso de la pizarra interactiva va dirigido a fomentar el trabajo cooperativo y desarrollar la autonomía en los aprendices. En total, la pizarra digital interactiva ofrece la posibilidad de realizar un abanico de actividades comunicativas en el aula de ELE que integran todas las destrezas. Aunque el MCER (2002) no profundiza mucho en el área de las TIC y, sobre todo, en la parte interactiva de los recursos digitales, según la clasificación de las actividades que hace este documento, el uso de la pizarra interactiva entraría en el apartado de destrezas y habilidades audiovisuales de los alumnos con el propósito de llevar a cabo “actividades de comprensión audiovisual”, tal y como las denomina el documento. Entraría, pero con ciertas modificaciones. Si actualizáramos el título de estas actividades con la finalidad de acercarlo al potencial que ofrece la pizarra interactiva, esta denominación no contendría ni “comprensión” ni “audiovisual”. La pizarra interactiva significa creación y cooperación mediante el empleo de las TIC con la finalidad de desarrollar las competencias generales y la competencia comunicativa de los alumnos, es decir, si nos basáramos en la visión de Bax (2002) sobre el ALAO integrado, las actividades que se realizan con la pizarra interactiva no necesitarían entrar en un capítulo separado del MCER, sino que tendrían que estar integradas dentro de las actividades comunicativas de la lengua.  

Con respecto a los beneficios que acabamos de presentar, ahora vamos a ver un ejemplo de cómo se podría explotar la pizarra digital interactiva en una clase de lengua, de inglés en este caso: 


Por último, faltaría mencionar que, desgraciadamente, para la enseñanza de ELE aún falta mucho por hacer en cuanto al desarrollo de materiales digitales y aplicaciones para la pizarra interactiva. Siguiendo uno de los principios básicos de la web 2.0, una de las maneras para cambiar la situación es compartir, o, tal y como nos aconseja recursos libres para pizarras interactivas: “anímate a subir contenidos a la web, es la única forma de que todos nos enriquezcamos con el trabajo común”.







Fuentes:
- Artículo "CALL-Past, Present and Future" (2002) de Stephen Bax
- MCER: Marco común europeo de referencia para las lenguas (2002), disponible en http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/marco/
- Imagen extraída de: http://www.tiendadigital.com.co/tecnologia/videoconferencia/pizarra-interactiva.html
- Vídeo 1 extraído de: http://www.youtube.com/watch?v=tLeY-jt-32Q
- Vídeo 2 extraído de: http://www.youtube.com/watch?v=TwnHZi4N1YY

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho el artículo, en mi clase tenía una pizarra digital y no supe aprovechar dignamente su potencialidad! Si volveré alguna vez a enseñar en esa escuela, intentaré aprender a explotar esa herramienta ;)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Es un poco triste que aun haya tan poca disponibilidad de pizarras digitales interactivas y que sea un privilegio de centros o instituciones privadas.

    Me gustaría resaltar el hecho de que el trabajo por medio de estas pizarras varía sgnificativamente la dinámica de clase. Los estudiantes antes solo tenían acceso a la pizarra, o para escribir frases o para pararse en frente a presentar algo. De hecho no hacían nada con ellas, pero esto les permite un aprovechamiento del aula diferente, pues la pizarra es de todos, no solo del profesor y sus notas .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario