11 de marzo de 2012

Enseñanza de idiomas a distancia

 
     A partir de los años noventa, con el desarrollo vertiginoso de las nuevas tecnologías de información que permiten la realidad virtual, cada vez se hace más llamativo el aprendizaje de idiomas a distancia. Como hoy en día hay una constante demanda por una formación continua (los cursos de idiomas son especialmente populares) y las necesidades y horarios de la gente son distintos, la enseñanza a distancia responde a esas exigencias, pero la pregunta es: ¿Un curso a distancia de cualquier idioma puede ofrecernos la misma calidad que un curso presencial? Los anuncios y publicidades de los cursos de idiomas online nos dirían que sí, pero ¿cuánta gente prefiere estos cursos a los que se realizan en el aula? 

      A mí personalmente me llama la atención este tipo de enseñanza porque no tenía la oportunidad de asistir a ningún tipo de curso similar. Creo que a veces nos precipitamos encontrándoles defectos a ese tipo de cursos de idomas sin saber cómo se organizan en realidad. Sin embargo, debemos tener en cuenta que para alguna gente es la única posibilidad de aprender el idioma (porque no pueden ajustar su horario de trabajo con otros cursos o porque es la única manera de ponerse en contacto con el profesor nativo). Por eso, antes de juzgar, tenemos que preguntarnos:

 ¿Cómo se aprende una lengua extranjera a distancia?

    En primer lugar, los profesores y estudiantes están separados por la distancia y en algunos casos en el tiempo. Los estudiantes no tienen que asistir físicamente a ningún aula, el horario es flexible, el estudiante organiza su estudio por sí mismo. Sin embargo, para evitar los posibles abusos de esa flexibilidad, en algunos cursos se exige la participación en línea en horarios fijos. 
     Enseñanza de idiomas a distancia se puede organizar para cualquier nivel de estudios; no obstante, es más normal que eso sea la educación universitaria. Antes de matricularse a cursos, los alumnos pueden hacer una prueba de nivel en la Web. Los alumnos tienen acceso a diferentes materiales didácticos multimedia como manuales, material audiovisual publicado (CD-ROM de audiciones, DVDs con vídeos de inmersión, CD-ROMs con actividades y ejercicios, etc.). También participan en espacios de trabajo colaborativo y realizan comunicaciones telemáticas en el espacio virtual. 
    En estos cursos el profesor puede asumir varios papeles, de los que son los más importantes el de profesor tutor y el de tutor. El profesor tutor es la persona que apoya en la administración, guiando al estudiante. Además, elige textos y construye los módulos que son parte del curso. Si no se cuenta con su apoyo, es tutor el que guía el proceso educativo. Se trata de una persona que tiene los conocimientos de la materia, pero, a diferencia del profesor tutor, no necesariamente produce los contenidos de los módulos. 
     Actualmente hay centros de educación a distancia en todo el mundo, pero, en el campo de la enseñanza de las lenguas extranjeras hay que destacar el Instituto Cervantes que con su Aula Virtual ha diseñado un programa que utiliza los avances de las nuevas tecnologías, especialmente del Internet, para aplicarlas en el enseñanza de español. El mencionado programa fue creado para las personas que quieren aprender español en su tiempo libre y desde su casa. Se ofrecen todos los cursos en línea para todos los niveles, así como los cursos de preparación para los exámenes DELE y los participantes tienen derecho de elegir el lugar, el horario y el ritmo de las clases en las que se va a apuntar. En estos cursos el alumno tiene acceso a los foros, chats, blogs, wikis y a una gran variedad de contenidos multimedia. Además, el IC ofrece también cursos de formación de tutores y docentes en este campo. 
También, existe en España la Universidad Nacional de Educación a distancia  que promueve el trabajo del Centro Universitario de Idiomas a Distancia que ofrece cursos de lenguas españolas cooficiales y de lenguas extranjeras desde el nivel elemental hasta el superior.

 Ventajas:

1. Pueden participar a la vez los estudiantes de distinta procedencia encontrándose en diferentes lugares (la multiculturalidad enriquece el aprendizaje de idiomas, no hay límites espaciales ni temporales)
2. Cualquier persona puede apuntarse a los cursos
3.   Se desarrolla la competencia digital
4. Los alumnos tienen más autonomía (se responsabilizan de su propio aprendizaje)
5. La comunicación entre el profesor y el alumno es más personalizada (el profesor dedica más tiempo a cada alumno)

  


Desventajas y dificultades:

1. El profesor debe dominar muy bien las TIC para gestionar cursos online
2. Falta de la interacción oral típica del aula que es crucial en el aprendizaje de idiomas (aunque con las nuevas tecnologías como Skype el contacto con el profesor es fácil), lo que puede conllevar al aislamiento del alumno
3. Falta de comunicación entre los alumnos (aunque los diseñadores de este tipo de cursos dicen lo contrario afirmando que la comunicación aumenta cuando se crean grupos de trabajo o con los debates en foros y blogs)
4. Los alumnos deben tener suficientes conocimientos tecnológicos y un acceso constante al ordenador
5. Se puede abusar por parte de personas mal educadas
6. Se descuidan los elementos muy importantes del aprendizaje de las lenguas (discursivos, gestuales, contextuales)

      A pesar de estas desventajas,  debo reconocer que me parece muy importante que existan los cursos a distancia y los cursos online y que con las nuevas tecnologías, sobre todo con el uso de Internet, se ha introducido una nueva era del aprendizaje de idiomas posibilitando a todos a que participen como sus constructores creativos.

Al final, aquí os dejo un vídeo que representa una publicidad para los cursos de portugués online. ¡A ver si os parece llamativa!
                                     

1 comentario:

  1. La verdad es que nunca he estudiado un idioma a distancia, siempre he pensado que es mucho mejor hacerlo in situ, cara a cara, con el profesor delante. A pesar de eso, es una buena alternativa si no tenemos tiempo suficiente.

    Un saludo,
    Carlota

    ResponderEliminar