2 de marzo de 2007

Sobre el manejo de la disciplina en clase




Hola.
Soy nueva en esto de la creación de blogs. Pero se avanza rápido y se adquiere destreza en la medida en que lo utilizas con frecuencia.

El tema que propongo para este foro es el manejo de la disciplina en el aula. Nos ubicamos en un contexto específico: las aulas de L2 donde la enseñanza de una lengua extranjera se da como parte del programa curricular general de formación académica. Lo hemos comentado con algunos compañeros y parece que es un problema que se presenta en varias latitudes.

En mi país, Colombia, el reto para dictar una clase de L2 (generalmente es inglés)consiste, en primera instancia, en desarrollar estrategias que te permitan captar la atención de los alumnos y mantenerla. El asunto del manejo de grupo se vuelve prioritario, y en el mejor de los casos significa dedicar entre un 10% y un 20% del tiempo de la clase. Cada vez, y según la edad del grupo, los chicos son más hiperactivos y están menos dispuestos a la recepción de una clase en una aula convencional desde los parámetros tradicionales.

Pero creo que, al menos en Colombia, no tiene que ver únicamente con la hiperactividad, sino también con un cambio fundamental en la dinámica del aula: la pérdida de autoridad del profesor. En mi país, quizás porque se ha exagerado el argumento de los derechos del niño, las posibilidades de ejercer la autoridad y el control se ponen en entredicho constantemente por cuanto los alumnos argumentan maltrato al menor asomo de autoridad del profesor. Generalmente padres y directivas respaldan al estudiante y el profesor se encuentra solitario en una lucha estéril, siendo siempre objeto de criticas por su incapacidad para manejar el grupo.

Parece que este síntoma ya se ha presentado también en el sistema educativo español, y un compañero del Máster que dicta español en en Estocolmo en la secundaria también se refiere constantemente a esta situación.

Como recursos para una posible solución a esta problemática, he escuchado hablar de conceptos como el de la "disciplina de confianza". Supongo también, y en relación con esto, que estrategias de aprendizaje como las tareas y proyectos pueden contribuir a erradicar la apatía que es un factor que genera la indisciplina en el aula. Pero quisiera conocer más acerca de cómo manejar este factor que cada vez es más relevante en la práctica docente.

Pienso que la implementación de las TIC en la enseñanza contribuye muchísimo a motivar, despertar interés y mantener la atención en las tareas de aprendizaje. Es evidente que hoy el mundo va a otro ritmo y que el aula tradicional es lenta y puede causar desesperación a una generación que se conduce a la velocidad de las TIC.

Sobre el tema, recomiendo: http://revista.inie.ucr.ac.cr/articulos/2-2004/archivos/comunicacion.pdf
http://www.sat.edu.co/article.php3?id_article=110

6 comentarios:

  1. ¡Hola Amanda!

    Es cierto que los problemas de disciplina en las aulas son cada vez mayores y que hay que intentar buscar una solución entre todos. En este sentido, creo que acercarse a la realidad de los chavales es importantísimo y la verdad es que su realidad pasa, en la mayoría de casos, por las nuevas tecnologías. Por eso considero que los profesores de hoy en día debemos tener formación en este campo para poder usarlo, en la medida que sepamos o podamos. Así, estaremos trasladando la realidad al aula que es lo que se defiende desde los nuevos enfoques didácticos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Amanda,
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en el hecho de que enseñar actualmente cualquier materia en la enseñanza secundaria (no sólo lengua extranjera) es una aventura digamos que un poco "peligrosa". Cada vez es muy difícil captar la atención de los alumnos adolescentes, sobre todo porque por lo general el profesor está muy alejado de su realidad y suele ser de otra generación. Tal y como tú dejas entrever al final de tu entrada y como te comenta Mari, introducir las TIC puede ser un buen elemento para acercarnos un poco a algo que ellos están acostumbrados a usar, a algo en lo que ellos seguramente se moverán con mayor agilidad que nosotros mismos.
    En cuanto a lo de las tareas y proyectos, al darles el protagonismo y capacidad de decisión, uno los puede motivar un poco más; pero a mí me da mucho miedo darles tanto "poder" a nuestros adolescentes. En un contexto en el que uno aprende lenguas por iniciativa propia dedicando parte de su tiempo y dinero esto lo veo ideal, pero en un contexto en el que muchas veces los alumnos están en clase de forma obligado, todo esto me plantea muchas dudas. Autonomía del aprendiz sí, pero, ¿en qué contextos?

    ResponderEliminar
  3. Hola Amanda!

    Quisiera comentar algunas cosas que has dicho en tu comentario.

    Creo que todos nosotros que tenemos experiencias de dictar clases en la secundária estamos de acuerdo con lo que dices de la diciplina.

    Mi opinion es que también los problemas se hacen cada año más insuperables.Si también los chavales vienen de familias con dificultades los niños llevan muchas veces esos problemas al cole y esto repercute de una manera negativa en sus actitudes y esfuerzos en la escuela y los problemas se aumentarán aún más.

    Nosotros como profesores tenemos que enterarnos de eso y buscar formas para alcanzar a estos alumnos inquietos con tantas cosas de pensar.

    Creo que un profesor que puede evocar de su memoria cómo sentía cuando él o ella era adolecente tendrá muchísimo más éxito en el reto de conquistar a sus alumnos "difíciles".

    Si muestras que eres también un ser humano con otros intereses en la vida que la gramática española, desperterás a lo mejor en ellos un interés por tí y esto importa y afecta muchísimo. Cuando tengas la confianza de tus alumnos puedes llevar a cabo tus clases con mucho más facilidad. Nosotros nos cansamos de las clases también no cierto?

    Relacionado con esto pienso que las TIC puede ser una herramienta que te ayude a crear este ámbito en el aula que es tan importante y en el mismo tiempo incorporamos la realidad al aula que es lo que nos enseñan que debemos aportar.

    Si uno tenga el tiempo a profundizarse en esto podrá salir cosas muy bonitas que aporten unas desventajas considerables.

    Pero esto no es todo

    Intervienen muchos otros factores.

    1. La edad de los niños es una edad sensible.
    2.La Lengua estranjera es un materia obligatoria y no elegida de la misma manera como en el bachillerato.
    3. A veces ponen los rectores las horas de lenguas en la parte del día escolar menos favorable.
    4. La escuela no es un sitio calmado animado que favorece el aprendizaje.
    5. Los grupos son demasiados grandes.


    Y por último el apoyo de tu rector o chefe.

    Es el o ella que ponen los limites desde el punto de vista de la escuela.

    Tu lo haces dentro del aula pero si hay casos que no te permiten ejercer tu poder la escuela tiene que entrar y poner el pie, y muchos rectores tienen miedo de hacer esto porque pierden dinero
    (por los alumnos)y a veces los leyes restringuen las posibilidades de actuar.



    Lo único que sé es que si es un reto.

    Saludos Janne

    ResponderEliminar
  4. Hola Amanda
    De igual manera me considero nuevísima en este mundo virtual de la informática especialmente en la comunicación, y creación blogs. Creo que tenemos un común reto por alcanzar... y sobre todo en este cambio tan brusco que nos toca vivir... donde va cambiando velozmente los implementos electrónicos, variedades elementos de comunicación, etc. Y como decías, este medio del que estamos aprendiendo servirá de alguna manera a que haya interés pero en cuanto a la disciplina en clase. Creo que es un tema delicado que actualmente en nuestra sociedad carece de respuestas reales. Pero considero que se debe tomar conciencia sobre todo, como profesor facilitador, el aula se organice de forma que permita a los alumnos estén completamente interesados en lo que van ha aprender; creo que al alumno no se le debe obligar a que aprenda un idioma tiene que nacer o sentir la necesidad de estudiarlo que sea significativo para aprenderlo.
    Según Meighan Es probable que alumnos maduros concientes de su estudio sepan lo que quieren aprender y cuanto tiempo y dinero están dispuestos a invertir para conseguirlo.
    Pues teniendo claro todo ello será difícil que haya una indisciplina… pueda ser que haya malentendidos y para ello La solución a tales conflictos debe remontarse a la causa que los ha provocado, que en general, es un problema de grupo. Aquí doy algunas ideas que saque de un libro que puede ayudar con el tema.

    Para solventar los problemas de la clase, será preciso que el profesor. No actúe al estilo individual, sino que eche mano de la técnica para hacer cambiar al grupo:

    1º) La Discusión de Grupo: Hacer que la clase tome conciencia de su problema y se interese en profundizarlo y resolverlo.

    2º) La Decisión de Grupo: Vista la esencia del problema, la clase dictamina cómo se puede solucionar, y propone el modo de hacerlo.

    3º) El Compromiso de Grupo: Toda la clase se compromete a poner por obra la forma de acción acordada.

    Estamos juntas en el camino de las TIC en ELE...Animo

    ResponderEliminar
  5. Yo no pienso que los problemas en el aula ahora sean mayores, creo que son diferentes a los presentados antiguamente, las nuevas generaciones manejan otro tipo de problemáticas diferentes a los de nuestra época, y por eso como docentes debemos también irnos acoplando a las nuevas generaciones, y por tanto nuevos conflictos. La autoridad, ahora, no se impone, se gana, la autoridad no puede faltar en el aula, la diferencia radica en cómo le llego a los niños(as), o muchachos(as), cómo me gano esa autoridad. En fin, esto de la autoridad podría dar para todo un ensayo, pero creo que ahí radica, en qué métodos/metodologías implemento para ganarme esa autoridad y esa confianza. Hay que confiar en los niños, y no imponer reglas, si la disciplina de confianza funciona y además los niños viven mas tranquilos, al igual que nosotros los maestros. Gracias...

    ResponderEliminar