21 de marzo de 2007

Las TIC, un buen recurso para aprender a aprender



“El aprendiz con éxito es aquel que ha desarrollado
la capacidad de aprender a aprender”
(Manuel Jiménez Raya)


Al cursar la asignatura de TIC en el marco del Máster ELE, me sorprendió mucho descubrir que las TIC podían integrarse perfectamente en un curso de ELE, y que además, se podían manejar según el enfoque didáctico que nos interesa. Resulta que el enfoque que permite una mayor integración de las TIC es , como es de suponer, el enfoque comunicativo.

El concepto de autonomía del aprendiz, “aprender a aprender”, promovido por la enseñanza centrada en el alumno, se puede aplicar también usando las TIC. Se trata de dar importancia no sólo al producto del aprendizaje sino también al proceso. En ello interviene el profesor con nuevos roles, tanto en el aula “clásica” como en el aula de informática. La principal ventaja de las TIC sobre los recursos tradicionales en la docencia de lenguas es que forman parte de un ámbito en el que los alumnos muchas veces ya son completamente autónomos. Creo que en informática, la mayoría de los usuarios es autodidacta y a partir de ahí, ya resulta más fácil transmitir a los aprendientes la idea de ser autónomo en el aprendizaje de una L2 también.

Las TIC permiten a los estudiantes aprender fuera del aula, por sí mismos, y con un acceso fácil y directo a los datos que buscan (actividad, gramática, diccionario...) desde casa o desde cualquier ordenador. Constituye un recurso didáctico muy amplio, que a la vez fomenta la creatividad (creación de blogs, de wikis...) En este sentido se ajustan muy bien al enfoque por tareas. En general usar Internet o programas informáticos en clase motiva mucho a los alumnos, porque lo perciben como una manera más entretenida de trabajar, sea por el grafismo atractivo, o por su carácter interactivo (en tiempo real).

Pero ¡ojo! Las TIC por sí solas no bastan para enseñar al alumno cómo se aprende a aprender... el profesor tiene que guiarlos dentro de este ámbito (cf entrada “Las TIC, un amigo del profesor de ELE” de Paco). En fin, las TIC resultan también muy provechosas para la autoformación de los profesores, para diseñar actividades, encontrar material, intercambiar ideas... ¡ya que tampoco lo sabemos todo!

4 comentarios:

  1. Hola Julie,

    tu entrada me ha parecido muy interesante. De hecho me parece fundamental hacer referencia a la autonomía del aprendizaje, puesto que me parece un ámbito estrechamente relacionado con la integración en el aula de las nuevas teconologías.
    Como tú bien dices, estas nuevas teconologías ofrecen al alumno un alto potencial para desarrollar el aprender a aprender pero siempre y cuando le preparemos para ello y le dotemos de las estrategias necesarias para recorrer el camino hacia la autonomía.
    Otra cuestión a plantear aquí es cómo nos situamos los docentes en relación a ese potencial al que hacíamos referencia. Son muchos los compañeros que han hecho referencia al factor del miedo ante las TIC, pero ¿no será que en realidad a lo que verdaderamente le tememos es a la autonomía que proporcionan a nuestros alumnos?.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Julie!

    Estoy totalmente de acuerdo contigo cuando hablas del profesor como guía para el alumno en su proceso de “aprender a aprender”, ya que una de las funciones del profesor es fomentar la autonomía del alumno para no caer en una forma de enseñanza/aprendizaje dependiente de la presencia perpetua del profesor. Sin duda, con las TIC, estamos ante una herramienta sumamente útil para desarrollar esta autonomía del alumno. Sería una pena no aprovecharla…

    ResponderEliminar
  3. Hola señorita!
    Estoy muy de acuerdo contigo en cuanto el control del proceso y su relación con las TIC, pero no se hasta que punto este control es "de fiar".En el caso de que el producto de las TIC es permanente(blogs,wikis etc.)si que se puede controlar el proceso de aprendizaje.En caso contrario sería muy dificíl!

    ResponderEliminar
  4. Hola Julie,

    tu entrada me ha parecido muy interesante. De hecho me parece fundamental hacer referencia a la autonomía del aprendizaje, puesto que me parece un ámbito estrechamente relacionado con la integración en el aula de las nuevas teconologías.
    Como tú bien dices, estas nuevas teconologías ofrecen al alumno un alto potencial para desarrollar el aprender a aprender pero siempre y cuando le preparemos para ello y le dotemos de las estrategias necesarias para recorrer el camino hacia la autonomía.
    Otra cuestión a plantear aquí es cómo nos situamos los docentes en relación a ese potencial al que hacíamos referencia. Son muchos los compañeros que han hecho referencia al factor del miedo ante las TIC, pero ¿no será que en realidad a lo que verdaderamente le tememos es a la autonomía que proporcionan a nuestros alumnos?.

    ResponderEliminar