Pokémon Sol y Luna y aprender idiomas

¡Buenas! 
¡Bienvenid@s!

En esta entrada se tratará el carácter educativo de los videojuegos con un enfoque similar al de la web 2.0. Hablaré de uno de los últimos títulos de Nintendo: Pokémon Sol y Luna.

Imagen cedida por Capítulo Xtra

El uso del lenguaje

Pokémon, como viene siendo habitual en los últimos trabajos de la franquicia, permite seleccionar el idioma nada más empezar. El público meta es joven, por lo que el lenguaje empleado no es complicado. Según PEGI, la edad mínima para jugar son los 7 años, así que creo que puede jugarse desde los niveles A2 y B1 (sin comprender los detalles). 

Primeras imágenes del juego. Propiedad de PokéMaster

El RPG como web 2.0 virtual

Pokémon es un Role Play Game (RPG), es decir, de género rol. Este tipo de juegos tienen en común que el jugador experimenta una historia en primera persona, como si fuera el protagonista de un relato. 

Encuentro con otros personajes del juego. Imagen obtenida de 3D Juegos

Enfrentamiento contra los villanos. Imagen cedida por PokéMaster

Instrucciones del juego. Imagen proporcionada por FrenteBatalla

Entonces, se avanza mediante la interacción y la comprensión de instrucciones, ya que los sucesos que van teniendo lugar aportan información crucial para llevar a cabo las misiones. 

No obstante, el jugador desempeña un rol pasivo sin producir lengua. ¿Qué otras formas tiene el juego para tener un rol más activo y comunicativo? Seguid leyendo y lo descubriréis👀 

La Festi Plaza: la web 2.0 de Pokémon Sol y Luna 

En Pokémon Sol y Luna hay un establecimiento llamado Festi Plaza. Es un centro de interacción con el resto de jugadores. La conexión puede ser wireless o por internet (Wi-Fi). Tal y como muestra la imagen, la Festi Plaza permite combatir contra otros jugadores o intercambiar pokémons. 

Imagen del menú de comunicaciones de la Festi Plaza. Imagen cedida por Centro Pokémon.

Actividades de ELE en Pokémon Sol y Luna 

El juego y sus aplicaciones dan cabida a muchas actividades. Sin embargo, es condición sine qua non que el grupo disfrute de los videojuegos y, en este caso, de Pokémon. Ahora bien, también podrían tratarse otros géneros de Nintendo o juegos del móvil, según los gustos del grupo. 

Dibujo de la Festi Plaza. Imagen obtenida de 3D Juegos

He aquí algunas actividades: 

1. El amigo invisible Pokémon 
El profesor crea parejas y cada alumno debe intercambiar un pokémon con su pareja. El profesor pide al alumno que piense qué pokémon es más adecuado para su pareja, debe argumentarlo (porque se parece a su personalidad, porque sé que es su preferido etc.). Una vez realizado el intercambio, individualmente escriben un post en una red social: ¿por qué he elegido cierto pokémon para mi pareja? ¿estoy contento con el Pokémon que he recibido? 

Antiguo sistema de intercambio Pokémon. Imagen proporcionada por Perú.com

2. Combates por parejas 
El profesor pide a los alumnos que hagan parejas entre sí. El objetivo es que participen en varios combates dobles de la Festi Plaza, y que cada alumno elija un pokémon. Los rivales no es necesario que sean compañeros de clase, pero sería más divertido realizar un pequeño torneo en clase para los últimos días del curso. 

Captura de pantalla de un combate doble. Imagen cedida por PC Mag

¿Por qué combates dobles? La gracia está en que luchen 2 vs. 2 y que, por tanto, necesiten consensuar una estrategia. Por ejemplo, la pareja Dugtrio (tipo tierra) y Pikachu (tipo eléctrico) no sería conveniente porque el movimiento Terremoto de Dugtrio dañaría mucho a Pikachu. En cambio, Dugtrio funcionaría de diez con un pokemón de tipo volador como Crobat, ya que es inmune a los ataques de tierra. 

Así se pretende que los alumnos empleen el castellano como lengua de gestión para para idear una estrategia y llevarla a cabo en el combate. 

Y así termina esta entrada... 

Espero que sea de vuestro interés y que os invite a reflexionar sobre el uso didáctico de los videojuegos. Me gustaría derrocar la idea convencional de que los juegos, a diferencia de la lectura o la escritura, no desarrollan ninguna competencia. Deseo que llegue el día en que mandar pasarse un videojuego como tarea sea tan normal como leerse una novela. 

¡No os quedéis con las ganas de escribir vuestros comentarios! 

Salu2, 


Ángel Serra Cantón 

Comentarios