Aprender idiomas como Búhos.


Duolingo es una programa de enseñanza de idiomas que descubrí gracias a una estudiante Erasmus italiana que lo utilizaba para aprender español. Para poder entrar en la página es necesario resgistrarse, bien con el correo electrónico, bien con facebook, pero siempre de manera gratuita.
Una vez hecho esto, se debe elegir el idioma que se quiere practicar; no es necesario escoger sólo uno sino que se pueden elegir varios idiomas.

Como se muestra a continuación cada lección es como un juego donde se gana y se pierde en función de los fallos que se tengan.


Lo motivamente es que el usuario puede proponerse una meta diaria para ir subiendo de nivel, el cual vendrá determinado por una prueba, excepto para los usuarios principiantes que empezarían directamente en el nivel básico 1.


Las pruebas no sólo son escritas sino que en muchas de ellas se pone en práctica la destreza auditiva; por ejemplo, se dice una palabra o una frase -dependiendo del nivel- y se debe escribir. Cuando los niveles son bajos, aparece la frase escrita y se pide que se traduzca pero en los más elevados se pide la escritura de la frase en la lengua meta.

Cada lección  empieza con el vocabulario básico y va avanzando en función de los puntos que gane el usuario. Una vez superada la parte léxica, se introduce la gramatical, no sólo con ejercicios escritos sino con otros que ponen en práctica la comprensión oral.

Además, la plataforma genera un dossier de vocabulario en el que añade las palabras que salen en cada partida o el que el alumno busca señalando su categoría gramatical y la frecuencia con que se debe usar para que tal o cual palabra pase a formar parte del input lingüístico del alumno:


Quizá lo que menos llame la atención  de este método educativo es que los enunciados se presentan en la lengua que se escoge en un principio (que, por lo general, suele ser la lengua materna). En niveles más avanzados lo idóneo sería que los enunciados también se presentaran en la lengua meta y que se incluyeran como material en el apartado que recoge los logros del usuario. 

Pensando una aplicación didáctica de esta plataforma en las clases de ELE, considero que sería de gran utilidad pues los alumnos podrían desarrollar las diferentes destrezas. Por ejemplo, con un grupo de unos 10 alumnos que tuvieran clase al menos tres veces por semana podría plantearse la siguiente actividad: cada alumno escogería una meta distinta para esa semana y el último día presentarían cómo han llegado hasta esa meta, qué contenidos han aprendido y cuáles les han resultado más difíciles. De esta forma, aprenderían diferentes items, se establecería una interacción con el resto de compañeros y, además, serviría al profesor para saber qué necesitan reforzar, qué les ha quedado claro, etc. Es decir, Duolingo podría plantearse como una forma de aprendizaje y evaluación lúdica y diferente. 

Echadle un vistazo y, si se os ocurre alguna utilidad más, comentadla :)

Comentarios