18 de febrero de 2015

Aprende con Busuu

Busuu es una herramienta gratuita muy curiosa que en un primer contacto me recordó a Duolingo. La he encontrado buscando por internet programas de apoyo al aprendizaje de idiomas y me he quedado con esta porque tiene puntos bastante interesantes. En primer lugar, una de las últimas actualizaciones que ha tenido, además de la interfaz gráfica, es el hecho de que ha llegado también a Android y a la App Store de Apple, y ahora cualquier persona con un smartphone o tablet puede utilizarlo en cualquier lugar, no solamente en tu casa con tu ordenador. Es muy interesante, por ejemplo, como herramienta que usar durante los viajes diarios en el metro o para relajarte un domingo en el que no sabes qué hacer.



Interfaz de la versión portátil para Android o Apple
El programa está basado en un método interactivo y utiliza elementos de juego y de desafíos para motivar a los alumnos a aprender. Cada lección, de enfoque por tareas, trata un tema principal donde se utilizan diferentes presentaciones, juegos, quizzes y actividades. Al acabar cada lección, se supone que el alumno ha adquirido las competencias necesarias para poder realizar una tarea. Por ejemplo, tal y como dice el curso, al finalizar el primer tema "Saludar y despedirme" podrás "ser capaz de conocer y saludar a otra gente".

Por lo que he visto en la versión web, si te conectas con Facebook, la aplicación reconoce el país del que provienes y te ofrece algunos ejercicios basados en traducciones. Por ejemplo, Hello! --> ¡Hola!.
No he explorado todas las lecciones,  pero parece ser que a medida que vas avanzando y completándolas, cada vez aparecen más elementos y el método de enseñanza va variando.

Ejercicio para escoger la respuesta adecuada a una expresión


Aquí se ofrece input grabado por un hablante nativo español

 

Por ejemplo, en la lección 1 no había contenidos gramaticales explícitos (solamente vocabulario y expresiones) pero en la lección 3 sí que aparecen. Además, también es muy interesante
comentar que tiene un componente de red social, por lo que otros usuarios nativos de otras lenguas te ofrecen un feedback real. También integra actividades de escritura y de grabación de voz, por ejemplo en la lección 2 te pide que te presentes a la comunidad en la lengua que estás aprendiendo (contando con que a lo largo de la lección 1 te enseñan a presentarte) y en la siguiente actividad, te pide que te grabes y un hablante nativo te corrige.





En el curso de español, estas lecciones abarcan desde el nivel principante A1 hasta el intermedio alto B2, curso de viajes y curso de negocios. Puedes utilizar esta herramienta de forma esporádica, o también tienes la función de marcarte una meta y te puedes fijar el número de horas por semana que quieres estudiar, y el programa te va controlando.

Dentro de sus puntos fuertes encontramos que se presenta como una herramienta simple y atractiva visualmente (cosa que considero muy importante, ya que dada la cantidad tan grande de programas similares que podemos encontrar, las interfaces cuidadas y sencillas captan la atención del usuario) y la posibilidad de utilizarlo en diferentes plataformas, tanto portátiles como en web.

El método en sí mismo me parece útil y considero que integra correctamente elementos muy importantes en el aprendizaje de la L2, y sobretodo, el hecho de que sea simple, intuitivo y colaborativo le da muchos puntos. El componente de red social y de que otros usuarios nativos puedan participar activamente en tu aprendizaje me parece una oferta interesante (siempre se hace más atractivo que jugar contra una máquina virtual que tiene los diálogos predefinidos, y quién sabe, puedes acabar haciendo amigos nativos y mejorar mucho practicando con la nueva lengua) y también el amplio abanico de lecciones, temas y niveles diferentes me parece bastante trabajado.

Pero como todo, también he visto ciertos puntos negativos y es que seguir un curso así y aprovecharlo correctamente suele exigir bastante tiempo libre, y en mi opinión uno de los puntos débiles de estos métodos tan lúdicos o basados en la red es que en ocasiones el alumno acaba pensando que es un juego y no trabaja tanto como se supone que debería hacerlo, o al ser algo secundario, lo deja durante un tiempo y al final no vuelve a conectarse. Sin embargo, también considero que su posterior adaptación a las plataformas portátiles pueden ayudarnos a cambiar ese concepto, especialmente si llevamos el dispositivo encima: entonces, este tipo de programas se convierten en un fantástico aliado a tener en cuenta durante el tiempo libre en el que no estás en casa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario