24 de noviembre de 2006

¿Tenemos los profesores suficiente formación en TIC?

El paso de la pizarra al retroproyector de transparencia supuso un cambio. A mi me gustaría saber si los formadores estamos en disposición de absorber las TIC y explotarlas de manera natural, en nuestro día a día. Es tan obvio el rol importante que las TIC aportan al mundo educativo que poco puedo agregar. Existe una parte del profesorado que se resiste al uso de las TIC debido más, creo yo, a su inseguridad en el manejo de recursos informáticos, que a su visión de las ventajas instrumentales que respecto a su trabajo creen que tiene estos medios.

Pienso que en esto último coincidimos la mayoría pero diferimos en lo primero. Con este motivo planteo aquí un asunto que me parece importante, la formación permanente del profesorado en nuevas tecnologías.

Me llama la atención como la administración educativa es capaz de invertir fuertes sumas de dinero en proveer a unos y otros centros de maquinaria, hardware, infraestructura… etc. y es incapaz de proveer a su profesorado de servicios y/o espacios web, hosting… etc. para uso docente bajo su directo control, algo que vaya mas allá de la sección web del departamento y la asignación personal de una cuenta de correo. El esfuerzo inversor de las administraciones educativas es muy superior en lo referente al hardware – software que en lo referente a la formación docente en este campo.

3 comentarios:

  1. Creo que el problema principal está en que los mismos profesores tenemos diferentes niveles de competencia de las tecnologías, además de nuestras motivaciones y necesidades. Como solución, y yo no digo que sea la mejor o la única, el departamento de estado de Virgina (EE.UU.) profesores impuso como parte de nuestra “recertificación”, es decir, “reciclaje” o formación continua para, de hecho, poder continuar siendo maestros bajo plantilla o contrato (que debe renovarse cada 5 años), tener y mantener un portafolio de tecnología (“technology portfolios”) para demostrar la competencia del maestro y además motivar el uso de la tecnología en las clases.

    También, a nivel local en las escuelas (como parte de esta “recertificación”) se hacen mini-sesiones o mini-cursos para entrenar el profesorado en ciertos aspectos tecnológicos.

    El problema que yo les enocntraba a estas sesiona muchas veces es el alto nivel del lenguaje que usan los informáticos que imparten estas sesiones o cursos (reconociendo yo misma que no muy diestra en este campo) y además que al no ser maestros estos informáticos no saben cómo reflejar una utilidad práctica real a esta tecnología en el aula, sobre todos en los idiomas extranjeros. Por eso, en estos últimos años, algunas escuelas contratan a uno de los mismos profesores que saben cómo usar tecnología (y tienen un nivel superior de competencia ya que han tomado y toman constantemente cursos y están al día en las TIC) para presentar estos cursos más efectivamente, aunque no sean informáticos de carrera profesionales.

    ResponderEliminar
  2. No cabe duda de que nos falta formación, sin embargo, no creo que sea ésta la raíz del problema. Tengo muchísimos compañeros que han hecho cursos de aplicación de las TIC en el aula, pero que siguen como antes porque en sus centros de trabajo las condiciones no han cambiado. Os pongo un ejemplo, me encantaría poder usar en mi centro el aula de informática con mis alumnos, pero es muy difícil. Casi siempre está ocupada (hay un ordenador para cada dos o tres alumnos). Cuando no lo está, tenemos problemas con la conexión. Los ordenadores no tienen antivirus y no contamos con impresora en esa aula. La única manera de que los profesores puedan incorporar de forma significativa a su práctica estos nuevos instrumentos es que la Admistración dote de recursos a los centros. En el mío no contamos con camara de vídeo, pizarra digital u ordenador con conexión a Internet en los Departamentos. Por no decir que no tenemos impresora en el Departamento y que el cañón es un bien tan preciado que no lo vemos. Si quieres utilizarlo, tienes que llevarte tu portátil porque el centro no dispone de ninguno.
    ¿Cómo vamos a incorporar las TIC con todos estos inconvenientes?
    En Andalucía se ofertan constantemente cursos para aprender el manejo de las TIC, pero al no haber condiciones, su uso se limita a situaciones excepcionales.

    ResponderEliminar
  3. Creo que la respuesta a la pregunta que se plantea en el titular es: no. En general, no tenemos ni suficiente formación ni la necesaria información. Yo personalmente he descubierto prácticamente todo en este curso: tablet pc, pizarra digital, blog, webquest... Pero, aunque he de reconocer que me produce un cierto vértigo conocer tantas tecnologías, descubrir tantas posibilidades, no es la cantidad ni su manejo desde un punto de vista técnico lo que me parece más difícil de aprender, sino su uso en la práctica docente de manera que resulte un verdadero salto cualitativo que mejore la enseñanza/aprendizaje de la lengua. Y eso requiere mucha formación y mucha práctica.

    ResponderEliminar