6 de abril de 2013

last.fm


Esta imagen es propiedad de last.fm™ (last.fm/resources) y está publicada  bajo Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported


Licencia Creative Commons


Partiendo de mi experiencia personal en el aprendizaje de lenguas extranjeras (en este caso, el sueco), me gustaría destacar una herramienta que me ha sido especialmente útil: last.fm™.

Teniendo en cuenta la tendencia actual (que empezó hace un par de décadas, en realidad) de ir en cualquier lado escuchando música, avanzando de un walkman hasta llegar a las versiones más nuevas del iPod, me parece que este hecho se podría implementar de manera perfecta en la enseñanza de E/LE.

Las canciones en el aula de E/LE tienen un papel relativamente marginal, es decir, sirven para relajar o hasta un cierto punto, premiar al alumnado, después de una clase intensa y normalmente se reducen a rellenar huecos. Pero, ¿podemos contar con que a todos los alumnos les gustará, por ejemplo, Hijo de la luna de Mecano?

No, obviamente.

Veamos cómo podemos implementar last.fm en la enseñanza del E/LE.

Para introducir las funciones de este programa, cabe destacar que last.fm (¡disponible en español!) es absolutamente gratuito. Solo necesitamos abrir una cuenta, descargar la aplicación y sumergirnos en la infinidad de posibilidades que esta red social, con unos 43 millones de usuarios, ofrece. Al hacer un análisis de nuestras playlists y basándose en preferencias, gustos, géneros y artistas, el programa nos sugiere varios artistas desconocidos que nos podrían gustar, basándose en nuestro perfil musical.

De esta manera, el alumno puede descubrir artistas que cantan en la lengua meta, en este caso, el español y que se adaptan a sus gustos musicales o realizar una búsqueda avanzada, siguiendo diferentes criterios.

A parte de las canciones, también nos recomienda otros usuarios con gustos similares tanto en nuestra región, como en todo el mundo, incitando de tal manera el contacto entre personas, lo cual puede llevar a un intercambio de mensajes, gustos o ideas, por ejemplo, entre el alumno y un hablante nativo de la lengua meta.

La principal hipótesis que tengo en mente al plantearme el uso del last.fm en la enseñanza de E/LE y corriendo el riesgo de sonar un tanto cursi, es la de enseñar deleitando, puesto que, si incitamos al alumno a descubrir el mundo del español mediante la música, además, mediante géneros musicales que a él/ella le gusten, podremos contar con una motivación relativamente constante gracias a la que el alumno descubrirá palabras nuevas constantemente y, lo más importante, entrará en contacto con la lengua real (y sus variaciones, diatópicas, por ejemplo).

Además, la aplicación se puede bajar al móvil (sistemas Apple y Android), ofreciendo la posibilidad de estar constantemente conectado, compartiendo tu música con los demás y descubriendo artistas nuevos.

En mi caso particular, al estudiar sueco, este programa me ha servido mucho al abrirme las puertas a una lengua poco presente en, por ejemplo, Youtube, y con poca oferta musical en la lengua propia del país (teniendo en cuenta que el 98% de los grupos suecos cantan en inglés) y me ha llevado a descubrir palabras como "espalda" (en niveles más bajos) hasta "ventrículo derecho" (del corazón, por más surreal que suene).

¡Echa un vistazo a la página de last.fm y empieza a descubrir música nueva!

No hay comentarios:

Publicar un comentario