¡Eliminémos barreras! Utilicemos Software libre en el aula


Conocemos como software al equipamiento o soporte lógico de un sistema informático que hace posible la realización de tareas especificas, como por ejemplo el sistema operativo, un procesador de textos, o un editor de fotos. Desde la llegada de las nuevas tecnologías a las aulas se abre el debate sobre qué tipo de software se debe de utilizar aquí, ya que existen dos tipos: el software libre y el software privado. A continuación veremos algunas diferencias:

SOFTWARE PRIVADO

- Todos los usuarios deben pagar una "licencia de uso" al creador.
- Esta sujeto a las condiciones del fabricante y no otorga ningún derecho al usuario final para modificarlo o adaptarlo a sus necesidades.
- No se puede distribuir ni compartir libremente.
- La solución a los errores no llega hasta que el fabricante del programa tenga los recursos necesarios para solventar el problema  y publicar la solución.
- Solo el desarrollador de la aplicación puede ofrecer todos los servicios y esto puede crear una dependencia entre fabricante y cliente.
- Las soluciones a los problemas son privadas y por tanto el usuario debe pagar para obtenerlas.
- Se vende en forma de paquetes estándar, que en muchas ocasiones no se adapta a nuestras necesidades específicas.
- Algunos fabricantes de software privado han colaborado con agencias gubernamentales para incluir accesos secretos al software para así poder utilizar datos confidenciales de sus clientes.
 
SOFTWARE LIBRE

- Todo el mundo puede usarlo sin costo alguno.
- Todo el mundo puede acceder a su diseño (código fuente abierto) para modificarlo y ajustarlo a sus necesidades.
- Los requisitos de hardware son menores que en el software privado.
- Los programadores trabajan de forma cooperativa y en muchos casos son voluntarios.
- La solución a los problemas es libre y el usuario puede utilizarla sin coste alguno.
- Independencia entre el cliente y el proveedor.
- Mejora diversos aspectos relacionados con la perennidad de los datos y su seguridad.


Si la misión social de la escuela es educar a las nuevas generaciones como buenos ciudadanos de una sociedad capaz, fuerte, independiente, solidaria y libre parece evidente que el software que deberemos emplear en el aula debería ser libre, y por tanto no pertenecer ni estar sujeto a las condiciones de ninguna empresa o propietario privado. Lamentablemente muchas de estas empresas propietarias irrumpen en las escuelas "regalando" su software a los alumnos para hacerlos adictos e imponerles una dependencia permanente a sus equipamientos privados, asegurándose de que así van a seguir utilizando y pagando por sus productos en un futuro. La escuela debería rechazar este planteamiento establecido por empresas privadas y permitido por los gobiernos, y permitir a los alumnos conocer y elegir libremente entre los diferentes tipos de software que existen.

El conocido programador estadounidense y fundador del movimiento por el software libre en el mundo, Richard Stallman, nos da su opinión sobre el porqué se debe de utilizar software libre en las aulas.






Comentarios